quarta-feira, 13 de março de 2013

(2013/240) A quem eu suspeitava Pizarro

1. Diz-se Francisco. Não pode ser Assis. Cheira-me a Pizarro.




Anivaldo Padilha, via Facebook.
Gente, um amigo argentino acaba de me enviar esse áudio.É um poema dirigido ao então padre Bergoglio escrito por uma ex-presa política argentina e desaparecida em 1977. É de fazer chorar.







María Cristina Saborido
Yo te contesto, Bergoglio!

Talvez porque después de tanto tiempo puedo tomar distancia.

Tal vez porque después de tanto tiempo ya no siento que se subleva mi corazón y se enloquece la vena de mi garganta ante tanta desfachatez de parte tuya y de los curas que te acompañan...

Tal vez porque los años pasaron para vos y para mí y al pasar me dejaron esa desolada sensación que es extrañar.

Yo te contesto.

Y le contesto a ese solapado intento de trazar los caminos que al parecer debemos caminar para salvar el alma y vivir en un País en el que reine la concordia a partir de perdonarnos o tal vez reconciliarnos.
 
Despojado de la humildad que debieras mostrar por tener el culo sucio de reconciliación has hablado.
 
Y te planteo ¿Reconciliarnos? ¿ con quién o con quiénes? ¿Con los que comulgaban de día y asesinaban de noche? ¿Con los que nos pasaban sus sucias manos por los pechos y pezones mientras con sus lenguas nos baboseaban estando atadas y sin poder defendernos? ¿Con los que se robaban los hijos de las que parían para entregarlos a familias de milicos? ¿Con los que se burlaban de nuestras madres y las llamaban locas? ¿Con los que nos estrellaban las cabezas contra las rejas de las celdas para gozar sádicamente con los lamentos y los gritos de dolor que el hierro rompiéndonos la carne producía en nuestros cuerpos?

Te has atrevido a sermonear teniendo el alma negra y el culo sucio. Y al hacerlo lo has hecho desde la impudicia de la inmoralidad que debiera hacerte guardar un silencio recoleto.

Porque debieras responder con el silencio al silencio que producen en mi alma la muerte de tantos compañeros que no aparecen.

30.000 compañeros no volvieron, 30.000 silencios en el silencio de ese horror que fue que la Iglesia delatara y entregara a los corderos a la muerte.

¿Por qué hablas ahora y no lo hiciste entonces? Pudiste hacerlo... otros lo hicieron. Vestían la sotana y andaban por las villas, fueron mis compañeros. No regresaron..... 

Desde este extrañar que se hizo costumbre en cada día de mis días. Desde este llorar por las noches a escondidas. Desde este sentir que algún día volveré a abrazarme en un abrazo con tantos compañeros que se fueron. Desde esta convicción de saber que la Iglesia fue una mierda delatora que entregaba y señalaba. Desde este sentimiento de resistir a tanto inmoral vestido con sotana que cree que el discurso y las palabras han de acallar los gritos que duermen en mi alma.

YO TE CONTESTO BERGOGLIO. 

Y lo hago convencida que hay otros como yo que sienten lo que siento. 

Teniendo el culo sucio, teniendo el alma negra y habiendo pactado con el diablo no podés venir a hablar cuando callaste.

Silencio recoleto, mea culpa y muchas oraciones que tal vez perdonen tus pecados.
 
Porque yo que soy sobreviviente, no te perdono. 

Tampoco olvido.
 
Y menos aún me reconcilio. 



Profesora María Cristina Saborido 
Ex - detenida - desaparecida Pozo de Banfield/Quilmes en Julio/ 77




OSVALDO LUIZ RIBEIRO

Um comentário:

Alberto Walker disse...

Professor, eu vivi 6 anos na Argentina nesse tempos nebulosos e turvos da repressão militar. O manifesto de repúdio da Professora María Cristina Saborido, faz-me recordar principalmente as igrejas ditas evangélicas pentecostais - eu fazia parte das Assembleias de Deus - que para serem beneficiadas pela Ditadura Militar, se calaram e nada fizeram para clamar contra a violência e os crimes cometidos pelas hostes Castrenses.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sobre ombros de gigantes


 

Arquivos de Peroratio

Ocorreu um erro neste gadget